7.3.07

¿El Sionismo ha muerto?

Yo creo que no.

Dicho debate se ha creado en el impresncindible -y ya mítico- blog de Daniel, Herut. Lo inicia Amir, un lector, con esta carta:

El Sionismo el 15 de Mayo de 1948... al conseguir su meta política, ha fallecido lleno de gloria. Después de 59 años podemos decir que ha fallecido también para asuntos prácticos.
a) No logró reunir la mayoría del Pueblo Judío en Israel.
b) No logró poblar con judíos los territorios recuperados, liberados al final de la Guerra de los Seis Días.

Israel se ha transformado rápidamente en un país occidental, con desarrollo económico, pero con pobreza moral. La gente se ha vuelto muy egoísta, sólo piensan el el bienestar económico, de la hipoteca del piso, del nuevo coche, de los viajes de placer.

Hasta la mística, que despertó el Tzahal a coste de muchas campañas victoriosas y más de 20 mil muertos, se está perdiendo. Ya tenemos israelíes quienes con leguyadas se extraen del Servicio Militar Obligatorio. Muchos ricos envían a sus hijos vivir fuera del país, para evadir la "mili".

Para muestra un anécdota personal: Hace unas pocas semanas, conversé con un israelí de unos 30 años de edad. El tema del Tzahal es inevitable entre gente que se conocen hace poco. Desde luego que él hizo la mili. Le pregunté su número de serie, para así deducir a que promoción pertenecía. No lo recuerdo, me dijo, mirando el suelo ¿Tu número de cuenta bancaria... lo recuerdas? Si, me dijo... xxxx.

Ca ra jo... yo he sido licenciado hace 39 años. Despertadme a las 3 de la mañana y os diré el número en todos los idiomas que conozco.

El Sionismo ha muerto. ¿Podrá sobrevivirlo Israel por mucho tiempo?

Y aquí mi respuesta en los comentarios -en donde se ha creado el verdadero foro-:

Yo soy sionista, profundamente sionista. Y pienso que Amir tiene razón...Israel se está "acomodando" y está perdiendo el idealismo fruto de las viscisitudes y heroicidades que ha tenido que soportar.

La cuestión , por tanto, es muy muy dificil. Porque Israel como democracia que es, debe asumir los costes morales para su morfología demográfica y social. Lo principal, es recuperar el idealismo, y a ser posible, que no sea a base de adversidades -que es la vía más rápida pero con más sangre-.

En lo que no estoy de acuerdo es que el sionismo acabó. Mientras aya un solo judío que al entonar el Hatikvah sienta palpitar con fuerza su corazón el sionismo no perecerá.

Shalom amigos, un debate genial que postearé en mi blog si se acalora.

Jai Israel.

El debate está servido...

2 comentarios:

Daniel dijo...

Eli, me abrumas con lo de mítico blog. Amir, que es un israelí que luchó en la legendaria guerra de los seis días y me pidió que publicara este interesante artículo. Aunque no coincido en lo del fin del Sionismo (creo que está más vivo que nunca), si coincido en la falta de compromiso de la sociedad, pero no sólo de la israelí, la de todo el mundo democrático.

Eli Cohen dijo...

Todos los elogios son pocos.

Me lo pones más apasionante aun, ya que Amir, infinitamente mejor que nosotros, ha vivido el sionismo legendario.

Yo también apunto lo mismo, el sionismo no se está perdiendo, sino más bien el idealismo a él referido y el compromiso social judío en Israel y en la diáspora. Fruto de la comodidad democrática. Es un precio que se paga por el bienestar, la libertad y la prosperidad, pero que los judíos jamás, pero jamás, debemos dejar atras, olvidar o dejar de implicarnos.

Nuestra supervivencia depende de ello.

Se ha producido un error en este gadget.